La Rebeldía
 
 

Usted debiera saber que todos los hombres se hallan incluidos en una u otra de dos categorías: la clase de gente que está en paz, contenta y feliz, haciendo buenas acciones en un estado de obediencia a Allah y aquellos que se encuentran en una condición de inseguridad, duda y sufrimiento en su rebelión en contra de las prescripciones de Allah.

Ambas, la cualidad de la obediencia y la de la rebeldía están
presentes en cada ser humano. Si la pureza, la sinceridad y el bien
son dominantes dentro de uno, nuestras características egoístas se transforman en estados espirituales y nuestro costado rebelde se ve sobrepujado por nuestro lado bueno.

 
 

Por otra parte, si uno sigue los
bajos deseos de su carne y las tendencias de su ego, nuestro carácter
trasgresor domina aquello que es generoso y obediente dentro nuestro,
y el individuo se convierte en un rebelde.
Si ambas de estas características contrarias son iguales,
la esperanza es que el bien triunfar , como fue prometido:

Obediencia y rebeldía significan bien y mal. Están presentes en cada
hombre, aunque no permanecen estáticos. El bien puede tornarse mal y
el mal convertirse en bien, como nuestro Maestro el Profeta (Que la
Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), dice: `Mientras que aquél
en quien el bien es dominante halla salvación, paz y jubilo, y se
convierte en bueno, y aquél en quien el mal es más que el bien, se
rebela y se convierte en malo, aquél que reconoce sus errores y se
arrepiente y modifica sus actos, verá su condición de rebeldía
transformada en obediencia y devoción.'

El creyente debe creer en la absoluta sabiduría de Allah. Todo cuanto el hombre ve que ocurre en él mismo y en este mundo, tiene ciertamente una causa, pero esa causa no es para ser comprendida por la lógica humana, ya que está basada en la sabiduría divina.

En la vida de este mundo, cuando usted se encuentra
con la blasfemia, la hipocresía, la duplicidad, y todos las otras
cosas que aparentemente son malas, no permita que ellas conmuevan su fe. Sepa que Allah El Más Elevado, en Su absoluta sabiduría es
responsable por todo y todas las cosas, y que El hace aquello que
aparentemente es negativo a fin de expresar Su poder infinito. La
manifestación de un poder tan insuperable puede parecer insoportable
para algunos, y por consecuencia, negativa, pero existe un gran
misterio en esto que ningún otro sino nuestro Profeta (Que la Paz y
las Bendiciones de Allah sean con él), podría saber.

Hay una historia de un hombre sabio que rezaba a su Señor, diciendo:
Oh Divino, todo está preordenado por Ti
Mi destino es Tuyo, la voluntad es Tuya, la sabiduría que Tu pusiste en mí, es Tu creación!'

Mientras oraba escuchó una respuesta, sin sonido, sin palabras,
proveniente de su interior, que dijo: `Oh Mi servidor, todo cuanto
dices, pertenece al Uno Quien es único y unido. No pertenece al
servidor.'